EL SANTO ROSARIO

 

 

          Las Virtudes y Misterios del Rosario

 

Si hay una oración privada o devocional, que más allá de la Liturgia y de la Eucaristía principalmente, ayuda a aumentar nuestras virtudes es el rezo del Santo Rosario de María. Pero, si todo el Rosario hace desarrollar y arraigar mejor en cada uno de nosotros todas las virtudes, por la contemplación de cada uno de los misterios, podemos cultivar en nosotros una virtud en particular, y por lo tanto obtener por la meditación y el pedido, un aumento particular de virtudes del modo siguiente:

 

Misterios Gozosos

La Anunciación a Nuestra Señora. El Asombro y la Aceptación de la voluntad de Dios.

La Visitación a Santa. Isabel. El servicio al prójimo.

El Nacimiento de Jesús en Belén. El gozo por la vida que comienza.

La Presentación del Niño. Nuestra entrega incondicional a Dios.

El Encuentro de Dios en el Templo. La perseverante búsqueda de Dios en nuestra vida.

 

Misterios de la Luz

El Bautismo de Jesús en el río Jordán: La apertura al misterio divino y la fe en la Santísima Trinidad.

La transformación del agua en vino en las bodas de Caná. Alegrarse con los que se alegran.

 

La predicación del Reino y la invitación a la conversión. El celo apostólico.

 

La transfiguración en el Monte: El deseo de la Gloria eterna.

La institución de la Eucaristía: El compromiso de la entrega solidaria.

 

MisteriosDolorosos

* La Oración en el Huerto. En las angustias y tribulaciones, confianza total en Dios Padre.

La Flagelación del Señor. El respeto por la integridad física de las personas.

La Coronación de Espinas. La renuncia a toda gloria humana (la vanagloria).

Jesús cargado con la Cruz. La Paciencia es la virtud de los mártires en grado heroico.

La Muerte de Nuestro Señor. La aceptación del sufrimiento y la muerte.

 

Misterios Gloriosos

La Resurrección de Jesús. La fe en la vida futura.

La Ascensión del Señor. La Esperanza del cielo.

El envió del Espíritu Santo. La fortaleza viene de lo alto.

La Asunción de la Santísima Virgen. Trascender lo terreno y caminar al cielo.

La Coronación de María como Reina Universal. La dulce filiación mariana.

 

 

HISTORIA DEL SANTO ROSARIO

 

Se dice usualmente que la práctica del rosario comenzó, cuando los laicos imitaban el oficio monástico ( Breviario o Liturgia de la Horas ) en el que los monjes oraban los 150 Salmos. Los laicos, cuya mayoría no podía leer, sustituían 50 ó 150 Ave Marías por los Salmos. Algunas veces usaban un cordón con un contador para llevar la cuenta exacta.

La primera clara referencia del rosario se tiene de la vida de Santo Domingo ( + 1221 ), el fundador de la Orden de Predicadores o Dominicos. Él predicaba una forma de rosario en Francia cuando la herejía albigense estaba devastando la fe en ese país. La Tradición dice que la misma Santa Madre, pidió la práctica del rosario como un antídoto contra la herejía y el pecado.

Uno de los futuros discípulos Dominicos, Alain de Roche, comenzó a establecer Fraternidades del Rosario, para promover el rezo del mismo. La forma del rosario que se reza hoy en día se cree que viene de esta época. Por siglos los santos y los papas han recomendado con insistencia el rosario, la mejor oración de la Iglesia después de la Misa y de la Liturgia de las Horas. No es de extrañar que sus mayores promotores son los Dominicos.

Rosario significa una corona de rosas, un ramo espiritual dado a la Santa Madre. Algunas veces es llamado el Rosario Dominico, para distinguirlo de otros rosarios como oraciones ( El Rosario Franciscano de los Siete Gozos, el Rosario Servita de los Siete Dolores ). También es en un sentido general una forma de coronilla ( en referencia a una corona ), de la cual hay muchas variedades en la Iglesia. Finalmente en Inglés ha sido llamado " El Salterio de Nuestra Señora " o " las cuentas ". Esta última deriva de una antigua palabra inglesa para oraciones (bede) y petición (biddan ).
 

BREVE HISTORIA DEL ROSARIO

 

El Rosario es una meditación de los Misterios de la Vida de Cristo, alternada con la recitación del Padrenuestro, Ave Marías y gloria. Este es, en sustancia, el Rosario de la Virgen María, predicado por Santo Domingo de Guzmán y los Frailes Dominicos.

 

SANTO DOMINGO DE GUZMÁN, nace en Caleruega (España) hacia 1170. De estudiante vende sus libros para ayudar a los pobres. Siempre hablaba con Dios o de Dios. Hombre de oración, estudio y predicación que por mediación de la Virgen María, funda la ORDEN DE PREDICADORES. Murió en Bolonia (Italia) el 6 de agosto de 1221. Y sus hijos los FRAILES DOMINICOS, estamos en el Santuario Mariano Nacional de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, desde 1636, predicando el Evangelio y la salvación de los hombres.

 

«La orden de Predicadores, junto con toda la Iglesia, celebra las maravillas obradas por Dios a favor de los hombres, en la contemplación devota de los misterios de la vida, Pasión, muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, con María su Madre, que es para nosotros ejemplo de meditación en las palabras de Cristo y de docilidad en la propia misión» (LCOn-67,ll).

 

Entre los Dominicos que han tenido gran influjo en la difusión de Rosario, se debe mencionar ante todo al venerable Alano de la Roche (1428 -1478) que definió su estructura y propagó su práctica. La estructura definitiva se la dio el Papa Dominico Pío V. Cfr. Introducción fiesta de la Virgen del Rosario (breviario Dominicano).

La fiesta de la Virgen del Rosario, fue instituida por el Papa Pío V, el 7 de Octubre de 1.571. Victoria atribuida a la Madre de Dios, invocada por la oración del Rosario.

 

Es digno de resaltar a los Papas León XIII, San Pío X, Pío XI, Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI y Juan Pablo II, que por medio de exhortaciones y Encíclicas, han recomendado orar con el Santo Rosario.

 

El Papa Pío XII dijo: «Colombia, es jardín Mariano, entre cuyos santuarbs domina, como el sol entre las estrellas, Nuestra Señora de Chiquinquirá».

 

El Papa Pablo VI, escribió: «esta corona de oraciones es como un compendio excelente del evangelio, y por lo tanto, forma extraordinaria de la piedad de la Iglesia». (Exhort. Recurrens mensis. Oct. 7-101969).

 

El Papa Juan Pablo II, se ha caracterizado por su devoción personal a la Virgen y su confianza en el Santo Rosario. Él con cartas, discursos, la oración cada mes del Santo Rosario en Radio Vaticana y la visita a los Santuarios Marianos, han demostrado al mundo su amor incondicional a la Madre del Salvador, y Redentor del mundo. Y nos dice:

«El Rosario es mi oración preferida. Oración maravillosa en su sencillez y en su profundidad. En esta Oración repetimos muchas veces las palabras que la Virgen María escuchó de boca del Ángel y de su prima Isabel. A estas palabras se asocia toda la Iglesia.

© 2014 by PROVINCIA DOMINICANA DE SAN JUAN BAUTISTA DEL PERÚ

Telf ( 51-01) 427-7426 / 428-1234 

  • Facebook App Icon
  • gmail.png
  • Blogger App Icon

BLOGS

IUBILAEUM 800

1216 - 2016