SAN RAIMUNDO DE PEÑAFORT, PRESBÍTERO

Día 7 de enero.

Raimundo (Ramón) nació de noble familia en Penyafort, cerca a Barcelona, alrededor de 1175. En su juventud se dedicó con pasión a los estudios humanísticos, inicialmente en la patria y luego en Bolonia, donde obtuvo los grados en derecho y a los treinta años era profesor de su universidad. Vuelto a España se incardinó en la catedral y entró en la Orden de Predicadores en el convento de Santa Catalina de Barcelona, apenas construido, el viernes santo de 1222. A pesar de la humildad con que empezó su nueva vida, no se ocultó su fama de ser uno de los más prestigiosos maestros de la época en teología y derecho. Gregorio IX lo llamó a Roma encargándole la compilación de una colección de Decretales pontificias, trabajo que realizó en sólo cuatro años (1230-1234). Fue una obra maestra de sabiduría y un punto de referencia obligado del derecho eclesiástico durante muchos siglos. Ya antes había compuesto una "Summa" para la formación de los presbíteros al ministerio, llena de gran valor pastoral. Estos trabajos le conquistaron la confianza y aprecio de la Orden de Predicadores, que en el capítulo general de 1238 lo eligió como segundo sucesor de de santo Domingo, después del Beato Jordán de Sajonia. A los dos años obtuvo la dimisión del cargo, pero durante este tiempo  había hecho ya una nueva y orgánica redacción de las constituciones de la Orden.

 

Raimundo volvió a Barcelona y lleno de audacia continuó su apostolado especialmente para la conversión de los hebreos y musulmanes. Para ello creó dos conventos de formación misionera, como ya años antes había promovido a este fin la fundación de los Mercedarios, e insistió constantemente para que los religiosos misioneros se formasen en el conocimiento del árabe y en la profundización del Corán. Se cree que Raimundo pidió a santo Tomás de Aquino la redacción de la "Suma contra Gentiles".

 

Lleno de una gran dulzura y armonía de ciencia y vida, tuvo una gran influencia en su época al ser penitenciario del Papa Gregorio IX y confesor de Jaime el Conquistador. Uno de sus principales cuidados fue también la atención a los pobres y oprimidos, de los que fue defensor y ayuda constante. Murió en Barcelona. Fue el Primer santo canonizado en la actual basílica Vaticana por Clemente VIII el 29 de abril de 1601. Es el patrono de los juristas católicos.

© 2014 by PROVINCIA DOMINICANA DE SAN JUAN BAUTISTA DEL PERÚ

Telf ( 51-01) 427-7426 / 428-1234 

  • Facebook App Icon
  • gmail.png
  • Blogger App Icon

BLOGS

IUBILAEUM 800

1216 - 2016